Share
rotate background

Inauguración de la primera Capilla de Adoración permanente de Granada

1C07D1BE-EDDF-473B-BD38-A68FE2F8FA7D

Tras varios meses de trabajo desde nuestro estudio, Del Árbol Arquitectos, este 13 de junio, día de la Solemnidad de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, la parroquia del Santo Ángel Custodio celebró una Misa de Inauguración de una nueva Custodia y Capilla de Adoración Perpetua. La celebración contó con una numerosa presencia de fieles y estuvo acompañada por el Arzobispo de Granada, D. Javier Martínez.

1575DABE-C1DD-49AE-BA9F-A53BBC4F3EB619E162D5-01B2-47DD-9502-4FCB3FE527DD1C07D1BE-EDDF-473B-BD38-A68FE2F8FA7D

Junto a la presencia del Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, se encontraba igualmente el Vicario General de la diócesis, D. Francisco Espigares, cuya parroquia se haya vecina a la del Santo Ángel Custodio, además del vicario de la parroquia, D. Héctor Andrés Luna, y el párroco, D. Alejandro Grecco.

Todos ellos se congregaron a las 20:00, junto a una numerosa asamblea de fieles que abarrotaron la iglesia, para la inauguración de la que es ya la principal Capilla de Adoración Perpetua del barrio del Zaidín.

En un lateral del templo se encontraban los dos pasos en plata donados recientemente a la parroquia con la imagen de la Inmaculada Virgen de Luján, y otro en el que irá la nueva custodia. Ambos aguardan en el interior de la parroquia antes de su salida en procesión este sábado 15 de junio por la tarde, después de la Eucaristía de 18:00.

 

Tras la bendición de la nueva custodia, que saldrá en procesión este sábado 15 de junio a las 19:10, los sacerdotes se dirigieron con el Santísimo a la nueva capilla de adoración, situada en un rincón del templo. Desde allí se procedió a la bendición de la capilla y se terminó invocando la intercesión de la Inmaculada Virgen de Luján.

Finalizada la Eucaristía, la asamblea de fieles se dirigió en fila a la capilla de adoración recién inaugurada y que estará a disposición de todos desde hoy mismo, especialmente para todos aquellos que quieran ofrecerse como adoradores.